Experiencia MirAndes Concepción



«Tuve una muy buena experiencia en MirAndes, sentí que las actividades eran bastantes integrales y positivas, sentí un gran apoyo de parte del equipo de MirAndes.»
Gabriel


«Mi experiencia aquí ha sido súper acogedora y humanitaria. He podido contar con el equipo de forma muy abierta y en confianza. Me he sentido importante para todos y en comodidad.»
Barbara


«Muy buena experiencia, dedicación y preocupación por parte de los especialistas que conforman este hospital de día. Ayudan al autoestima de forma entretenida, soluciones efectivas para ciertos tipos de crisis como la ansiedad, la angustia, etc , manejo de estas, tolerancia a la frustración, escucha efectiva y entrega de consejos y buenos valores.»
Pamela


«Mi experiencia fue demasiado grata, aprendí mucho, conocí personas maravillosas, me dieron una atención excelente, me dieron mucha contención y herramientas para salir adelante. Lo único que puedo reparar es la cantidad de tiempo, muy corto, pero volveré pronto. ¡¡Cariños y agradecimientos a todo el equipo!!»
Ivonne


«Es el mejor lugar del mundo. Son todas mágicas. Llegué en el peor momento de mi vida y ahora puedo decir que soy feliz. Gracias por el apañe y la ayuda brindada. Los voy a extrañar, no me quería ir. Gracias, gracias, gracias.»
Javiera


«Experiencia totalmente gratificante, buen servicio y expertise de los profesionales, administrativos y personal de aseo. Buena instalación. Agradezco a mis compañeros y personal que me acogió. Totalmente recomendable.»
Gabriel Grande


«La Salud Mental es primordial para el sistema inmunológico, y MirAndes ha sido una terapia efectiva en mi tratamiento por depresión grave. Permite volver a la funcionalidad de forma progresiva en mis actividades diarias. Agradezco a Karla y Carol por el trabajo permanente, por el diario vivir de MirAndes, por su dedicación y entrega profesional.»
Anónimo


«Debo destacar el profesionalismo el amor, la calidez de todos profesionales, administrativo y alumna en práctica. Que hacen grato nuestra pesado día a día por sus consejos y grato ambiente, de todo corazón gracias.»
Sergio


«Muy buena experiencia sus profesionales muy comprensivos y muy comprometidos con ayudar a todos los pacientes de la clínica me voy muy agradecidos de todos ellos.»
Heráclito


«A pesar de llegar casi como castigada acá, al poco andar me di cuenta de que es un lugar donde me contuvieron y enseñaron muchas cosas. El equipo es fabuloso, muy cariñosos, afectuosos y empáticos. Me voy muy triste, agradecida y enamorada del gran equipo.»
Maca


«Fue muy bueno, se aprende tanto de los profesionales como de los pacientes. Me sentí muy acogida y contenida. La psiquiatra y psicólogo muy asertivos y amables.»
Pame


«He sentido en MirAndes, el apoyo, confianza y una preocupación muy profesional por el paciente. El equipo de MirAndes brinda seguridad, protección, he sentido en mi estadía un avance de recuperación de mi enfermedad, lo único que el tiempo de permanencia es muy corto, uno no logra la recuperación total muchas veces como mi caso el avance es lento y la estadía corta, pero todo bien. Gracias al equipo de MirAndes.»
Marcelo


«Quiero dar las gracias al centro mirAndes por su atención, y ayuda a mis problemas de salud Ha sido una experiencia muy provechosa ya que con sus actividades me voy mucho mejor, que como llegué. Fui atendido con mucho profesionalismo. Gracias por todo. Extrañaré su comprensión y Ayuda. Digo no un adiós sino hasta siempre.»
Jose


«Del ostracismo de mi hogar (tenía temor salir) llegar a este lugar fue como abrir un mundo muy distinto al que vivía, empatice con los demás y logre ver que yo podía cambiar mi forma de ver mi presente y mi futuro y creo que la ayuda y la confianza que me entregaron acá fue fundamental para hacerme sentir que yo lo podía lograr y así lo creo. Los temores y desconfianza los debo eliminar y lo lograre creo en mi y me tengo confianza.»
Don Juan


«Un paso muy difícil de realizar y aceptar, con desmotivación y negativismo constante pero solo el amor, por medio de una mirada, una sonrisa una palabra, un gesto cualquiera, logran revertir durante las horas que uno permanece aquí nuestro estado, tan difícil de sobrellevar cada día. Gracias “seres de luz” y que se multiplique el amor que entregan su labor profesional.»
Vale


«Las personas super amigables siempre, los talleres son super buenos y relajantes, yo al principio me sentía muy asustada al estar en una clínica, pero siempre me trataron de maravilla, lo pasé bien con cada una de las personas y me llevaré el recuerdo para siempre en mi corazón de todos, me enseñaron la libertad de hablar con las personas, que en realidad no le caigo mal a las personas, gracias por ello.»
Camila


«De mucha ayuda para salir adelante con mi problema de salud. Muy bien orientado y tratado por todos.»
Antonio


«No pensé que sería así … cuando llegué odié todo, no quería estar aquí, llegué pésimo hasta que logré integrarme y ya no quiero irme. Aprendí que soy capaz de conocer el mundo, que de aquí en adelante puedo ser feliz. Conocí a gente maravillosa que marcó mi vida, aprendí a reír otra vez, a vivir el día a día. Gracias por tanto MirAndes, espero no volver a ser usuaria, pero seguiré viniendo, no se librarán tan fácil de mí. Sigan así cambian vida con lo que hacen, transforman a las personas. GRACIAS TOTALES.»
Javiera


«Es una grata sorpresa el trabajo realizado y la entrega del equipo de profesionales. Se agradece todo el entusiasmo expresado y el constante apoyo para el desarrollo de estas nuevas experiencias. Excelente equipo tanto en la atención de la psiquiatra psicólogo, terapeuta, enfermería y personal de apoyo me voy agradecido por todo.»
Raúl


«Sin duda la experiencia en MirAndes ha sido lo mejor que me pudo pasar para poder enfrentar mis trastornos o diagnósticos mentales. Sentí que este lugar era mi refugio y logré volver a enfrentar cosas normales que no podría vencer, como tomar una micro y no perderme en la ciudad, aprender a conversar y por sobre todo escuchar. Siento que este proceso debería ser el primer enfoque en salud mental y no dejarlo instancia del último recurso. Los pacientes inclusive los intentos de suicidios que muchos hemos tenido. Los diagnósticos mentales y recuperación serán de larga data por lo que pienso que esta intervención debiera ser mas prolongada y de mucho antes.»
Ale


«Feliz de haber tenido la oportunidad de haber estado acá, el personal es muy bueno y amable, desde que entras te sientes acogido y respetado. Valoro el trabajo y toda la ayuda que he tenido me sirvió mucho y creo que muchos de mis compañeros se han sentido muy bien (eso se a conversado en los espacios libres). Gracias muchas gracias a todos y que dios los bendiga.»
Soraya



«En MirAndes conocí un grupo multidisciplinario empático y cálido que se convirtió en una red de apoyo fundamental, siempre dispuestos a escuchar y ayudar, en mis nueve años de tratamiento nunca me había sentido tan cómoda con los profesionales. El grupo que se formó con los usuarios es enriquecedor, conocí amigas que espero no dejar de ver. MirAndes me ayudó a empoderarme, quererme, cuestionarme cosas que no estaban bien y me hacían daño, soltar y sanar, siempre recordaré MirAndes como una etapa de aprendizaje y auto realización agradecida de haber formado parte de esto.»
Fran


«Como resumir en estas pocas líneas tantos sentimientos. Porque al entrar acá venía con muchos miedos, inseguridades angustia interna y ansiedad. Al pasar el tiempo comencé a sentir contención, mucho cariño, dedicación, comprensión, una atención muy especial de parte de todo el personal. Comencé a venir, conversar, disfrutar de las flores, el aire, el mar con algunos de mis compañeros. Empecé a creer en mí, en que se puede salir adelante, que hay más salidas. Podría estar escribiendo hojas y más hojas jeje pero en resumen en este momento me siento feliz de haber conocido tanta gente linda que no pensé que existía y todos las herramientas que me dieron acá las emplearé en el mundo real que está afuera. Solo puedo decir gracias por la tremenda ayuda que me dieron. Los quiero muchísimo.»
María Angélica


«Mi encuentro con grupo de profesionales fue preciso a dar solución a los distintos tipos de enfermedades y grados. Mis pares son personas, enfermos que necesitan de apoyo para poder sobrellevar su enfermedad. La responsabilidad de todo un equipo comprometido hace más fácil el proceso de recuperación. Se agradece a cada uno del equipo.»
Manuel Araneda


«Fue enriquecimiento positivo. A veces uno se encierra en sus propios problemas. Te encuentras con personas que sufren tanto o más que tú, con formas distintas de enfrentar la vida y los problemas. Las distintas actividades me sacaron de mis pensamientos (problemas propios). Me divertí y realicé actividades como cocinar y trabajar en arteterapia, disfrutar la naturaleza que desde mucho no lo hacía, y el levantarme, cambiar de ropa me sacó de mi rutina que por si sola no hubiese podido. Gracias a todo el equipo, sin duda esta experiencia marca un antes y un después. Simplemente gracias por existir.»
Gina


«Cuando llegué a MirAndes, llegué con culpa ya que sentía que le estaba quitando la opción de tratamiento a alguien que estuviera peor que yo. Después sentí miedo, miedo de acostumbrarme y no quererme ir y volver a mi realidad. Sin embargo, a medida que me iba a acostumbrando, iba aprendiendo tanto de los talleres, como de las experiencias de otros pacientes, y sin darme cuenta me hacía más fuerte y comencé a ver con otros ojos mi realidad. Hoy me voy con pena al pensar que el lunes no voy a volver, pero feliz de saber que llegó mi momento y estoy libre para usar todo lo que he aprendido, para salir adelante en mi mundo.»
Mariana


«Bueno mi experiencia en la red MirAndes fue algo nuevo en mi vida debido a la situación que me encontraba, pero gracias al profesionalismo y dedicación por su trabajo desde la parte administrativa y médicos tratantes, puedo decir que gracias a ellos puedo salir adelante, para continuar con mi vida. Un grupo de trabajo muy bien organizado muy amables y respetuosos siempre con la disponibilidad de ayudar y mejorar a cada uno de los pacientes. Fue una estadía muy acogedora con muy buenas terapias psiquiátricas, psicológicas. Nada más que darles las gracias a cada uno del equipo MirAndes Concepción por la paciencia, amabilidad y generosidad que me tuvieron en este proceso vivido. Debo destacar la gran organización que tiene este equipo de trabajo.»
Gonzalo


«Muy positiva, llegué con mucho miedo porque no sabía a qué venía, pero me encontré con un equipo formidable que te acompaña en cada uno de nuestros momentos. Nos escucharon y nos apoyaron. Doy las gracias a cada uno de este equipo maravilloso. Siempre estarán como un lindo recuerdo de esta etapa de mi vida.»
Maly


«Fue una experiencia buena en cuanto a atención, preocupación y medicamentos. Todos unos excelentes profesionales que lo hacen sentir muy bien a uno como persona. Te enseñan a ver la vida desde otro aspecto y valorarte como persona y siempre encuentras una opinión, un consejo o una orientación y eso es notable desde mi punto de vista. Recomendable para cualquier persona que lo necesite de verdad que sirve mucho. Muchas gracias.»
coke


«Ingresé al Hospital de Día con un pensamiento negativo y creyendo que no habría un futuro por delante, pero las personas y pacientes de MirAndes tienen toda la disposición de ayudar en lo que uno necesite, cada uno atento y acogedor al momento de ingresar. Me voy contento y feliz de haber estado en MirAndes y conocer a toda esta gente maravillosa y paciente.»
José


«La experiencia en Hospital de Día MirAndes fue muy agradable, fue cómodo conocer a personas ya que la mayoría te recibía con una gran sonrisa.»
poly



«Fue una experiencia muy enriquecedora a nivel emocional y social, lo pase muy bien y me voy con una tranquilizadora sensación de bienestar construida a lo largo del tiempo acá.»
Catalina


«Excelente experiencia, todo el personal muy profesional, muy acogedores.»
Laura


«Llegué sin conocer a nadie, me encontré con un gran equipo de personas que hacen de tu estadía un ameno pasar, vi el recambio de una generación de personas, muy gentiles.»
Cadena


«Una experiencia maravillosa, es casi una experiencia religiosa como dice la canción. Me ayudaron mucho a subir mi autoestima, empoderarme como mujer, dueña de mi vida y de mi futuro. Sinceramente les doy las gracias porque sé que mi vida cambió y cambió mucho y para mejor. Me siento segura de mí y que de aquí para adelante solamente voy a ser feliz. Tengo proyectos y sé que voy a estar bien. Heridas cicatrizadas gracias a todo el personal de MirAndes son mis héroes y heroínas. Mil gracias.
Haidy


«Creo que la derivación que realizó el Dr. Beltrán fue muy acertada, ya que aquí encontré un lugar muy acogedor, con profesionales idóneos que ayudan, estimulan y contienen. Fue una experiencia muy positiva donde encontré comprensión, estimulación y apoyo en mi rehabilitación. También encontré un grupo de compañeros muy receptivos y acogedores que hicieron que deseara venir todos los días. Las actividades eran muy entretenidas y enriquecedoras. Me voy muy agradecido y contento de mi estadía en este hospital y deseo que las personas que trabajan en él nunca cambien. Son excelentes.»
Tata


«Siento que ha sido una de las mejores. Me he sentido acompañada y comprendida. Quizás mi proceso no ha terminado, pero me han entregado las herramientas para sobrellevarlos, con afecto, cariño y contención cuando ha sido necesario. Gracias a todo el equipo, son grandes profesionales, sé que puedo contar con su ayuda, aunque ya no esté.»
Inés.


«Estimados mi experiencia en Hospital de Día ha sido excelente. Estoy muy agradecida de toda la ayuda y el apoyo que me ha brindado todo el equipo de profesionales, también administrativo y aseo de la institución. Felicitación por el trabajo realizado. Si bien este es un proceso largo, pero el paso por este lugar me ha servido mucho. ¡Gracias a todos!!»



«Mi historia comienza el 21-03-17 fue mi llegada a MirAndes y que mayor coincidencia el día de mi cumpleaños llegaba a un mundo nuevo intentando encontrar un sentido a la vida. Venía de un pozo muy profundo en donde no se ve la luz. Día a día la vida fue cambiando. Vi el progreso en mí y en mis compañeros, los días fueron pasando y los pacientes siguieron llegando, todos progresamos, algunos más rápidos, otros más lentos, pero todos avanzando hasta que llegó el día de salir de este lugar de acogida. Un refugio en donde nuevamente comienzas a vivir y disfrutar. Gracias.»
Edgardo


«Solo en una palabra EXCELENTE. Gracias por todo.»
Laura


«MirAndes Concepción, para mí, fue la suerte de encontrarme protegido, preparado y confiado por un grupo de profesionales del mejor nivel, con extraordinaria vocación y preocupados permanentemente en mi superación y energía.»
A.G.S.


«Bajo mi experiencia fue de gran ayuda, puesto que me ayudó en gran parte a solucionar mi enfermedad (fibromialgia), además el relacionarse con más gente ayuda a que valorara un poco mi vida y que no es todo absurdo.»
Tesi


«Desde mi llegada, ha sido un lugar muy grato, donde pude conocer gente muy comprometida con su quehacer. Me ayudaron a tomar conciencia de mi condición y con ello a llevar un estilo de vida más cauteloso. Me marcho feliz de haber conocido este grupo de profesionales.»
Bechino


«Excelente experiencia que considero muy valiosa. Aprendí muchas cosas y hoy tengo las herramientas para manejar de mejor forma las emociones. La calidad humana de los profesionales es enorme, con mucha paciencia y dedicación, acá aprendemos no sólo de los talleres sino de la experiencia de cada compañero. Llegué acá arrastrándome, viendo todo negro. Hoy me voy caminando con la frente en alto y optimista de un futuro feliz junto a mi familia. Agradezco a todos quienes me brindaron su cariño y dedicación y considero que esta experiencia es altamente recomendable.»
Paloma


«Agradezco el apoyo brindado por todo el equipo profesional de la clínica. Al principio, cuando llegué, me sentí con un poco de temor, pero en el transcurso de los días mis temores se fueron disipando hasta hoy día, que salgo más fortalecido y con una sensación de bienestar y con fuerzas renovadas para continuar viviendo, además de compartir esta experiencia de mi vida y ser también una fuente de apoyo y ánimo para otras personas. Agradezco sinceramente el apoyo de este centro y de sus integrantes.»
Luciano


«Mi experiencia en MirAndes fue positiva, ya que, si bien, no asistí al centro diariamente los profesionales que me atendieron semanalmente me brindaron una atención de excelencia. Además hice amigos y pude distraerme.»
Sinfonika


«Mi experiencia fue muy positiva. Todas las personas que trabajan en el Hospital de Día fueron muy profesionales en su área. Creo que sin esta experiencia no lo hubiera logrado. Los compañeros de equipo fueron como si siempre los hubiese conocido. Los echaré de menos. Espero lo sigan haciendo de la forma como lo hacen. Es increíble que personas tan jóvenes contengan con tanto cariño y preocupación a personas como yo.»
Don Roberto


«Mi Experiencia en MirAndes, fue muy buena, aprendí muchas cosas que me ayudaron en mi mejoría. La preocupación del personal es realmente buena, todos muy preocupados de que estés bien y lo pases bien también. Con respecto a los talleres todos son muy entretenidos y cada uno te enseña a valorar y darte cuenta de cosas que antes no notabas. En MirAndes también logré formar lazos muy lindos, amistades que no se logran en ninguna otra parte, el poder compartir con gente que realmente te entiende es algo que valoro mucho. De verdad me ayudó mucho.»
Rosario


«Al comienzo intimidante, llegando a un mundo de muchos prejuicios; los que inmediatamente gracias al apoyo de profesionales y mis propios compañeros se fueron diluyendo. El día de hoy solo dar las gracias a todos y cada uno de ustedes por ayudarme a lograr, encontrar y comprender que la mayor parte de nuestras mejoras parten por nosotros mismos. Y como dijo el gran Emiliano Zapata: “Mejor morir de pie que vivir toda la vida arrodillado”.»
Recién casado


«Mi Experiencia en MirAndes fue muy positiva. El equipo de trabajo fue muy integral, lo que permite que mi recuperación sea vista en todos los aspectos.»
Vale


«Para mí lo principal, en este paso por este Centro, fue la cordialidad y buen trato hacia las personas. Existe mucha preocupación por los pacientes, se les trata como personas.»
Salva


«Muchas Gracias por todas las herramientas. Fueron de mucha ayuda.»
Angie


«Mi experiencia en MirAndes fue súper buena desde un principio. Conocí a personas que me ayudaron a salir adelante en mi enfermedad y de a poco me hicieron darme cuenta de cosas que eran esenciales, pero que me había costado bastante percatarme: como que la vida vale la pena vivirla a pesar de todo lo malo. Muchas cosas buenas pueden venir a futuro y es necesario sacar fuerzas para levantarse día a día de la cama con una sonrisa en la cara. Todo esto lo fui aprendiendo con la ayuda de los especialistas y enterándome de las experiencias de los demás usuarios, ya que muchas personas pasan por situaciones parecidas y con su experiencia van a tratar de ayudar al resto.
Fue una muy linda y sanadora experiencia.»
A.C.


«Al principio no encontré que este centro me ayudara tanto, pero con el tiempo me di cuenta del cariño que fui recibiendo, las palabras de ayuda y el profesionalismo de los instructores. Además, estar con personas con problemas similares ayuda aún más a retomar la vida.»
Vale


«Bueno, mi experiencia en MirAndes fue muy grata. Es un centro integral, con excelentes profesionales, que te dan herramientas para salir adelante, se enfocan globalmente en tus necesidades personales y grupales. Una atención personalizada excelente y trabajo en grupo increíble. Tanto pacientes como profesionales generan un ambiente de confianza y familiar. Mi familia MirAndes: muchas gracias por todo. Los quiero, les deseo lo mejor, mucho éxito, sigan creciendo. Superen todas las barreras, son lo mejor. Los quiero, muchas gracias por darme -hasta ahora- el mejor regalo de mi vida.»
Daniela Moena


«Ha sido la experiencia más importante de mi vida, en la que aprendí a quererme y a respetarme. Doy gracias a Dios por poner a la escuelita “MirAndes” en mi camino, con el gran equipo que la conforma. Estoy feliz con toda la ayuda que me brindaron en forma incondicional.»
Yas


«Yo llegué con vergüenza y desconfianza, sintiéndome un caso perdido, ya que en tratamientos anteriores nunca pude encontrar camino. Quería morir y que los demás pensaran que fuera un accidente. El paso por MirAndes me cambió la vida, con muchas altos y bajos, pero aquí estaban las personas especializadas, las personas idóneas que sabían exactamente qué tenían que hacer conmigo. Me tuvieron mucha paciencia, comprensión, preocupación, cariño y se ocuparon de que yo estuviera bien y estabilizarme de la forma más amable y con la mejor sonrisa. Me di cuenta de que no era la única que estaba sola.»
Inés