Experiencia MirAndes

Pacita

 

Fue una experiencia nueva para mí… Pensé que me iba a costar más incluirme y relacionarme con la gente, pero el ambiente que se forma entre los que trabajan en MirAndes y las amistades que se forman con los demás pacientes es muy buena , y a pesar de sus problemas personales, se nota el apoyo y la empatía de parte de todos. Conocí a mucha gente diferente, pero todos con un gran corazón. Los talleres que hay son muy buenos y ayudan a que te despejes y no pienses ni en ti, ni en tus problemas.

La mayor parte de mi estadía fue grata y estoy conforme con el servicio que se entregó a mi persona. La alimentación estaba rica y contundente. El tiempo dentro de la clínica se pasa lento, pero los talleres son muy buenos.

 

Cata

Victoria

 

Mi experiencia fue muy satisfactoria. He aprendido mucho y era lo que necesitaba. Es un gran equipo humano y profesional.

Mi experiencia en MirAndes fue grata, cumplió con mis expectativas.

 

Valentina

Marisol

 

Entré con alucinaciones. El equipo de MirAndes me trató con respeto y mucha paciencia. Les pongo un 7. La comida riquísima. En general me voy agradecida de la clínica con su personal.

Una muy buena experiencia con lo que respecta a los profesionales y demás personal de la clínica.

 

Rodrigo

Dani

 

Llegué con muchos terrores y dudas, pero cada uno de los 24 días que estuve fue una enseñanza preciosa. Aún me queda un camino por recorrer para curarme; pero aquí, que existe mucha gente profesional y con vocación de servicio, me entregaron las herramientas para seguir adelante. Estoy demasiado agradecida.

Conocí muchas personas agradables. Paciencia, quietud. A pesar del trabajo, levantarse muy temprano, pude ajustarme al ritmo. Nerviosisimo soledad. Frío en ocasiones. Abrazos, llanto, risas El viento, el frío, calor. Los quiero, mucho mucho.

 

Iguana

Tomy

 

Al comienzo de mi estadía me sentía frustrado, ansioso y acelerado y con el deseo de fugarme, ya que pasó por mi cabeza el deseo de ansiedad por las 2 semanas que tendría que soportar en la clínica. Mi actitud y emociones fueron cambiando, junto con los medicamentos que tomaba que mejoraron mi conducta y disciplina: Me levantaba temprano, me duchaba, hacía mi cama y ordenaba mis pertenencias. Pero lo más importante fue y es el apoyo que me brindaron, tanto las enfermeras, asistentes, cuidadores y doctores. En esta nota les doy las gracias por todo el apoyo que me dieron y madurez de parte de ustedes para soportarme. Sin más que decir: Muchas gracias a todos, nunca cambien su forma de ser.

Este lugar avanza a pasos agigantados, las enfermeras y el personal en general hace muy bien su trabajo. Los pacientes se sienten como una familia, me sentí en verdad querido. Muchas gracias.

 

Felipe

Paulina

 

Recibí la contención que necesitaba, los profesionales que se desempeñan son muy comprometidos y trabajadores. En MirAndes se trabaja por una mejora continua, lejos la mejor clínica Ges. Además la atención psiquiátrica es de primera calidad. Estoy muy agradecida.

Mi experiencia fue buena, tranquilizadora, reparadora y acogedora.

 

Francisco

Pacita Rojas

 

Excelente experiencia. Buena atención del personal. Recomiendo al 100% esta clínica, especialmente a los pacientes que están en busca de una atención de calidad y confort.

Muy buena experiencia, ideal para reflexionar acerca de lo ocurrido. Existe tiempo libre que lo puedes utilizar en leer

 

Nacho

Paula

 

Un lugar especial, necesario si sufrimos de algún trastorno o depresión. Al principio es tenebroso el hecho de no poder tener libertad, pero luego uno va haciendo amistades y se convierte hasta en psicóloga de compañeros, con los que uno siente tener las habilidades de ayudar. Una buena experiencia, por un tiempo óptimo de acuerdo al médico.

Buena experiencia con el personal de enfermería, todos muy atentos y preocupados.

 

Virgopam

Marianella

 

Por la patología que me presenté fui bien acogida, tratada con profesionalismo y dedicación. Los felicito por haberme hecho sentir tranquila, acompañada y comprendida.

Agradezco a todo el personal y compañeros por su apoyo y comprensión durante mi estadía, y espero de todo corazón la pronta recuperación de todas. Muchas gracias a todos, que Dios los bendiga.

 

Piroja

Socio

 

Mi experiencia en MirAndes fue lo suficientemente grata, por el personal.

Mi corta experiencia fue buena porque me ayudó a estar más alegre, gracias a los talleres, a las tías enfermeras, etc. Muy agradables todos.

 

Camito

José

 

Esta experiencia fue muy buena. Conocí gente muy especial, una comodidad única, una atención muy buena y eso me gusta. Salgo de esta clínica con una meta ya definida que es luchar a pesar de todo lo demás.

Me siento realmente en deuda con la clínica, ya que una vez más me pudieron ayudar. Gracias en especial a don David que siempre tuvo una respuesta a todas mis preguntas, a Camila grande y Camila chica, Carla, Daniela… en fin, gracias a todos y siempre estarán en mi vida. Espero que esta sea la vencida y no volver más. Gracias por todo.

 

Andrea

Miguel

 

Quiero dejar un agradecimiento muy grande a las secretarias, señorita Andrea y señorita Valeska porque siempre atienden con mucho cariño y amabilidad, y a la señorita María Cristina Vera y Silvia Mejías por su atención con el paciente y también conmigo, que es lo que vale la pena.

En el momento de ingresar no sabía cómo sería, pero una vez estando adentro y al pasar los días me di cuenta que era el lugar que yo necesitaba. Empezaba el día saludando a Rosita y Laura, las niñas del aseo, con un abrazo muy tierno dándome sus buenas energías. No puedo olvidarme de la señora Gladis y de todo el grupo humano que aquí trabaja preocupados que uno esté bien. No importa la labor que desempeñan, lo importante es rescatar lo buenos que fueron conmigo como persona. Gracias por entregarme las herramientas para lograr salir adelante. Como Andrea y sus talleres, fue muy amable, con un trato muy especial. Hice cosas que nunca imaginé que las podría hacer, como yoga, pilates, baile, pintar y tantas cosas que nunca antes había hecho. Les doy las gracias por sacar al niño que uno lleva dentro y uno lo esconde o no lo quiere sacar porque somos adultos. Las gracias también a mi Psiquiatra, el Dr. Sánchez, una buena persona preocupada por nosotros al 100%. En lo personal me voy feliz de la clínica y decirles que fue muy importante para mi haber llegado aquí. Gracias a todo el personal, me voy muy agradecido de la clínica MirAndes. Son un 7.

 

Camila

Óscar

 

Primero quiero felicitar a la Dra. Barahona quien con su buen criterio, asertivo, logró sacarme adelante farmacológicamente. Segundo al enfermero David Aros siempre dispuesto a aclarar dudas y cualquier inquietud. Tercero a Andrea y su equipo de terapeutas que apoyaron mi proceso de sanación con sus enseñanzas, recreación y juegos. En cuanto a las auxiliares de enfermería a cargo del piso que a mi parecer se llevaban la parte más pesada, conteniendo a pacientes, escuchando con amabilidad hasta e paciente más descontrolado. Sentí su apoyo y alivio con su información respecto a las llamadas de la familia y siempre dispuestas a solucionar los problemas que incluso no estaban manos resolver. Y a todo el resto del personal, muchas gracias.

Estoy muy agradecida de todo el personal de la clínica, especialmente de la señorita Andrea y Bárbara. Pero en general, gracias a todo el personal, y gracias a Dios estuve en un muy buen lugar, buenas comidas y mucho amor hacia los pacientes. Llegué muy mal, pero me voy bien gracias a todos y felicitaciones a la Dra. Carolina Labbé.

 

Antonia

Franco

 

Felicito al personal, son acogedores y muestran preocupación por su trabajo. Los talleres son muy buenos, con grandes profesionales y están bien preparados. Especialmente quiero felicitar a las Silvya y Camila (ambas Tens) por su calidez y buen trabajo. Otro aspecto es la calidad de la cocina, con platos variados y de buena calidad. Joaquín tiene un gran trato y está dispuesto a hacer lo mejor para todos.

Bueno esta experiencia fue muy buena conocí gente muy especial una comodidad única, una atención muy buena y eso me gusta salgo de esta clínica con una meta ya definida que es luchar a pesar de todo lo demás.

 

Alex